martes, enero 13, 2009

Crisis en la prensa escrita: Almudena tú serás ministra.

Hace unos días Javi me envío el famoso powerpoint donde unos chiflados que dicen trabajar para una ONG de los Jesuitas se equivocan al dividir el dinero gastado en “salvar el capitalismo” por el número de habitantes del planeta y les salen unos 115 millones de dólares por persona. La división bien hecha supone 115 dólares. En algunos países, suficiente para vivir un par de meses pero menos impactante que la otra cifra. Esta es mi posición:

1. Si el documento ha sido realmente elaborado por los Jesuitas deberían decir algo. Muchos de nosotros les tenemos encomendada una alta misión intelectual y nos sentimos un poco confusos.

2. Si el documento no ha sido realmente elaborado por los Jesuitas deberían decir algo. Muchos de nosotros les tenemos encomendada una alta misión intelectual y nos sentimos un poco confusos.

Una “intelectual” de plantilla del seudoprogresismo español ha aceptado la división original como buena y armada con semejante instrumental analítico ha aprovechado para hacer una crítica global al capitalismo que se queda a medio camino entre los dos Marx. Hasta aquí no hay nada novedoso.

Lo realmente aterrador son los siguientes puntos:

1. El periódico más importante de España publica el artículo aunque el error en la división ya había sido advertido en sus propias páginas unos días antes.

2. La autora ha hecho una labor de intoxicación importante en un diario de gran tirada y que sirve de argumentario a una parte de los que en España han dejado de pensar hace mucho tiempo. La disculpa de que se le dan mal las matemáticas no sirve. Tiene que ser más amplia. Por ejemplo: “mis problemas con la economía son el producto combinado de mi profunda ignorancia sobre el tema y de un trauma infantil. Por tanto, aprovecho cualquier resquicio (y yo encuentro muchos) para disparar a todos lo que se mueve independientemente de sus consecuencias”.

3. Lo último. Este es el país donde cualquiera pude decir y hacer cualquier cosa (ONG Jesuita, intelectual orgánico, presidente del gobierno) y no tiene consecuencias. Simplemente, se espera a que se olvide y a por la próxima. Cuando se solucione la crisis financiera internacional, bajen los precios de las casas, se solucione la crisis financiera nacional y todos sepamos dónde hemos quedado exactamente habrá que empezar a limpiar y reconstruir. Este punto no puede quedar sin limpiar y arreglar.

http://www.elpais.com/articulo/ultima/Experimento/elpepiult/20090112elpepiult_1/Tes

ALMUDENA GRANDES

Experimento

ALMUDENA GRANDES 12/01/2009

FE DE ERRORES El resultado de dividir los 775.000 millones de dólares del plan de reactivación económica norteamericano por los 6.700 millones de habitantes del planeta es de 115 dólares y no 115 millones de dólares como erróneamente se decía en la columna titulada 'Experimento' de Almudena Grandes en la edición de EL PAÍS de hoy lunes, 12 de enero. Este cálculo erróneo ha sido difundido por Internet desde hace unas semanas y ya fue objeto de una reflexión de Rosa Montero en una columna titulada 'El tópico', que apareció también en la última página el 23 de diciembre de 2008, y en la que la escritora subrayaba el éxito que estaba teniendo en la red a pesar de que 'la cuenta está mal hecha'.

Almudena Grandes ha escrito este mensaje dirigido a los lectores: "Quiero pedir disculpas a todos los lectores de ciencias, y a los de letras también, por mi ineptitud aritmética. He suspendido matemáticas muchas veces en mi vida, pero nunca lo he merecido tanto como después de escribir mi columna".

Ejercicio de economía recreativa. Fácil, limpio, instructivo, para cualquier edad. No precisa más que una calculadora, un cuaderno, un lápiz y una goma. El experimento consta de tres fases, y la primera es una simple división, 775.000 millones entre 6.700 millones. Si la realiza, obtendrá como resultado 115, con una serie de decimales que despreciaremos para simplificar. ¿Y dónde está la gracia?, se preguntará usted. La gracia está en que el dividendo representa los 775.000 millones de dólares del plan de reactivación económica diseñado por Obama. El divisor somos los 6.700 millones de personas que existimos en este planeta. Y el resultado son los 115 millones de dólares que nos tocarían a cada uno si los repartiéramos entre todos. ¿Lo prefiere en euros?, 84 millones por barba.

¿Está usted diciendo "no puede ser", "no me lo creo", "es imposible"? Bien, pasemos a la segunda fase del experimento. Fuera calculadora. Divida usted a mano, con las benditas tablas de toda la vida. ¿Cambia el resultado? No, ¿verdad? Haga la prueba, 115 millones por 6.700 millones. Por más que borre y multiplique, obtendrá siempre 770.500 millones, porque antes hemos despreciado los decimales, y además, desde que empezó usted a leer, habrán nacido un montón de niños que nunca llegarán a cobrar lo que les toca. Ahora, si se atreve, sume al dividendo los 700.000 millones de dólares del plan de Bush, más las inyecciones europeas, etcétera.

Así llegamos a unas sombrías conclusiones. Si no hay dinero en el mundo para respaldar estas cuentas, malo. Si lo hay, peor. Y si ésta ha sido la evolución natural del capitalismo, ¿a qué intereses obedecen quienes pretenden refundarlo, para llevarnos a la ruina una y otra vez? Lo único que nos ha enseñado esta crisis es que nuestros políticos trabajan para los bancos. Nosotros somos apenas su excusa, o su mercancía.

12 comentarios:

Abdon dijo...

Los lectores del blog deben saber que las entradas casi siempre contienen un guiño o un mensaje cifrado para un grupo de personajes marginales siempre a la contra con el que se relaciona el autor. Por ejemplo, "tú serás ministro" fue la frase que le dijo su supervisor en Alemania a Bernat Soria. Según confensó él mismo poco despues de pedir el Premio Nobel para Zapatero al enterarse del nombramiento. Cualquiera que conozca los rudimientos de una carrera académica internacional sabe que una frase como esa significa "macho, esto no es lo tuyo". El resto del mundo pensará que se refiere a "Forrest, tu llegarás a general".

Anónimo dijo...

El resultado al que se refiere el artículo de Grandes se empieza a conocer en círculos académicos como el teorema de Grandes. La intuición sería la siguiente: si divides un millón de euros entre un millón de culturetas les tocan un millón de euros a cada uno (uno entre uno es uno y el resto cero, uno por uno es uno más cero es uno como decía el maestro del pueblo). Sebastian y Solbes ven grandes posibilidades a este teorema para la gestión de las numerosas subvenciones que usaremos para adelantar a Alemania.

Javier García dijo...

"sirve de argumentario aproximadamente a la mitad de los que en España han dejado de pensar hace mucho tiempo. La otra mitad consulta otro periódico". Vaya, me acabo de enterar de que he dejado de pensar porque leo todos los días de mi vida El País, aunque también La Nueva España, Expansión y Cinco días, además de estar subscrito al Economista...pero eso no importa, como leo El País y no El Mundo he dejado de pensar...qué lástima y yo sin enterarme...estoy como la Grandes....

Anónimo dijo...

No te burles de la Grandes. Si más de la mitad de lo ministros de Zapatero leen El País leerlo tú no te convierte en ministro.

Abdon dijo...

El tema de El País es realmente divisivo. Al parecer Javi estaba haciéndose el gracioso imitando a la Grandes. Es decir, aplicándole al todo (todos los lectores del diario) la cualidad de una parte (los que no piensan). En una primera lectura pensé que era la reacción típica cuando se menciona a El País en términos no completamente elogiosos.

Abel dijo...

Lo único que asegura dicha frase es que los que han dejado de pensar en España, sean pocos o muchos, dividen su atención, mitad y mitad, entre El País y otro diario (¿he de suponer que El Mundo?). Con el manual de lógica en la mano, la única conclusión que de ello se deriva es que los lectores del resto de diarios (desde ABC pasando por el Faro de Lugo, el As o el Avui) siguen todos ejercitando el cerebro.

Conociendo a algunos de tales especímenes, no puedo más que estar en desacuerdo con dicha aseveración. ;-)

PD: Todo ello, claro, interpretando "otro diario" como un diario específico, no como "cualquier otro diario".

Carlos Arias dijo...

He editado un poco la frase para que diga lo que yo tenía en mente. Por los veranos bajo por las tardes al parque enfrente a mi casa con mi hijo. Me quedo alucinado al oir a los jubilados mantener conversaciones a base de consignas dudosas cuando no falsas. Por ejemplo: los inmigrantes nos pagan la pensión. No hay razonamiento, sólo repetición de consignas. Esta gente no es muy dada a la lectura por lo que supongo que lo ven en la televisión. El panorama no es mucho más brillane en la universidad.

Javier García dijo...

Soy accionista de Prisa Abdon, me va la vida en ello...y mi neurona me hace saltar y hacerme el gracioso. Es lo que tenemos los paletos que no sabemos elegir qué leemos ni criticarlo...pido perdón

Anónimo dijo...

Los periódicos, me dicen, hace años que desterraron a los correctores, al menos los gramaticales: confiaron en BILL Gates; veréis gambas por todos lados. Esta gamba aritmética merece un chascarrillo, poco más, pero parece que tenéis a la Grandes sobrevalorada, no se con quíen empató. Seguro que hay excelentes profesionales en ese periódico que pueden tener criterio autónomo, aunque las líneas editoriales son las que son y en cada medio están perfectamente retratadas (Los partidos políticos "consumen" mucha publicidad). Induce a reflexión lo que pasa con la prensa deportiva, que cuando un medio quiere, visto recientemente, se carga al presidente de un club. Lo verdaderamente preocupante es que lea más gente los deportivos, los que publican qué juanete le duele a Messi,que los periódicos generalistas, aunque alguno sea tendenciosillo.
Alfonso

Anónimo dijo...

Xavier Sala i Martín lo tiene claro. Cuando apliquemos a la educación y la investigación el interés y los criterios de competitividad que aplicamos al futbol tendremos una educación e investigación de primera línea. Mi sorpresa es que este razonamiento se pueda llevar a la prensa deportiva. La prensa deportiva ha logrado lo que no ha logrado nunca El País. Está más ocupado en ocultar que en sacar a la luz. El Mundo si tiene algunos logros en este campo.

Anónimo dijo...

Debo discrepar con la entrada anterior. No creo en esa competitividad, hay un claro enfoque al resultadismo, por lo menos en nuestra liga. No hay, en la mayoría de los casos planificación, continuidad de equipos de dirección, de trabajo, ni paciencia.
Está demostrado que, en otras ligas, proyectos de futuro a largo plazo dan resultados óptimos. En nuestra liga no: cortoplazismo abrumador. En términos bursátiles la liga española sería el mercado secundario especulador: muchos resultados en breve plazo. En otras ligas, en la Premier p.e. (salvo recientemente el Chelsie o el Mancheter City recientemente) parece que hay más paciencia que aquí. Ya se que este foro tan docto seguramente "pase" de ese tipo de eventos "deportivos" pero que me disculpen si pudiera equiparar el resultadismo a c.p. de ciertos equipos a los capitales especulativos; frente a esos otros capitales que se invierten en la economía productiva (equipos modestos del "paso a paso" sin más aspiraciones que mantenerse en la superior categoría posible), y que trabajan los medios propios (cantera), no tienen la obligación de estar en el candelero y que hacen un trabajo de verdadero mérito.
Los movimientos especulativos de fichajes en los grandes equipos generan un mercadeo de comisionistas que obran para “cebar” los precios de los jugadores de élite y revalorizarlos, sobretodo cuando un equipo grande pasa apuros productivos (resultados). Salvo algunos jugadores, cuya marca es excepcionalmente rentable, el resto no justifican los precios que se pagan.
En fin son sociedades privadas y pueden hacer lo que quieran con su dinero. En este caso, ¿recomendará Sebas fichar jugadores nacionales?
Respecto a la prensa deportiva es tan tendenciosilla y clientelista como los medios ya criticados,rara vez informan sino que ceban a la vez su mercado. En este caso veo más intención de "vender producto" que de amor a la verdad.
Alfonso

Anónimo dijo...

Efectivamente, (Miguel) Sebas(tían) no se atrevería a salir en la tele pidiendo la extradición de Messi. Tampoco he oído a nadie protestar por su sueldo (el de Messi, del de Sebastían se oyen protestas continuamente). En otras palabras, en este terreno aceptamos reglas neoliberales y seguidoras del patrón mundial de consumo (Xavier dixit). El resultado: uno de los pocos productos españoles, por no decir el único, que se consume vorazmente a cualquier precio dentro y fuera de nuestras fronteras. ¿Hay algo que aprender de este resultado?