lunes, octubre 23, 2006

¿Luchando contra la pobreza?

Los periódicos del domingo se hacen eco de una serie de actos solidarios destinados a “luchar contra la pobreza”. Ojalá me equivoque y realmente estos actos ayuden a aliviar los problemas de los más desfavorecidos de este mundo. Pero la cosa pinta mal.
En primer lugar, estos festivales tienen unos gastos perfectamente cuantificables. Por lo tanto, a mí me gustaría tener alguna medida de los beneficios que reportan a los pobres. En este sentido, mis preguntas son:
¿Puede alguien proporcionarme una lista de esos beneficios?
¿No sería mejor donar directamente el dinero gastado en estos festivales a una organización benéfica?
http://www.umbele.org/
El relato del festival que hacen los periódicos lo muestran como una mera plataforma para lanzar proclamas simplistas sobre las causas y posibles soluciones de la pobreza. El ejemplo más notorio es la propuesta de condonación de la deuda. La partida de gastos de esta propuesta está clara. También esta claro quién pagaría la factura: los contribuyentes de algunos países. Lo que no está nada claro es quién sería el beneficiario de la política. Los países pobres lo son por cusas diversas y profundas de las cuales la deuda es más síntoma que enfermedad. No sería una mala idea aliviar los síntomas pero eso no garantiza que el problema se resuelva ni siquiera que los síntomas no regresen muy pronto. Por supuesto, la propuesta no pasa de ser una frase que suena bien. Algunas preguntas básicas que nadie se hace son:
¿Se trata de una condonación sin contrapartidas?
¿Se podrían dedicar estos fondos a una ayuda más efectiva?
Al final, lo que me molesta es el grado de pereza intelectual que muestran los que parecen más interesados en el problema y el hecho de que no se les puedan pedir resultados ya que sus intenciones son nobles.
Para finalizar, no puedo resistirme a mostrar un ejemplo de la actitud que critico por parte del gobierno de España:

http://www3.unileon.es/personal/wwdeecas/clasesW/crecW/vega.htm

2 comentarios:

Pelayo González dijo...

Esta claro que este tipo de actos no van a sacar de la pobreza a ninguna zona sin riqueza, de hecho posiblemente si destinasen el dinero que gastan a los pobres de aqui seguramente conseguirían mucho más de lo que hacen alli, ya que aqui tenemos instituciones e infraestructuras mas preparadas para movilizar esos recursos. Pero sin embargo estoy a favor de este tipo de actos, pero hay que tener claro para lo que sirven. Para mi son una forma de publicitar la situacion de esos paises e intentar herir la sensibilidad de la sociedad; y arrancar asi esa vena solidaria que solemos olvidar con facilidad. Habria que ver como de eficaces son como forma de publicidad y si de verdad consiguen movilizar a la gente para que destinen parte de su dinero a alguna ONG.

El año pasado en una charla que nos dio un miembro de una ONG, nos vino a decir que cuando la gente va de voluntario a una zona pobre su labor más importante, no es ayudar a construir alli un pozo o una escuela (supongo que ademas alli mas que mano de obra para hacer una construccion sencilla lo que necesiten sean otras cosas, a no ser que todos los voluntarios sean experimentados obreros) si no la labor de sensibilizacion que realizan cuando vuelven aqui entre sus grupos de conocidos.

En cuanto a sus discursos si que suelen ser bastante simplistas como dices, pero yo creo que además en cierta medida engañosos, ya que cuando lo escuchas atentamente parece que la solución es algo muy simple y que se puede alcanzar con un par de acciones.

almmus dijo...

Aprendí algo y ahora que mi muerte
...se acerca
sé que es válido para todos:
Vuestros sentimientos,¿qué
...significan
si no se concretan en resultados?
Y nuestro saber, ¿de qué sirve
si no da sus frutos?
[...]
Os digo lo siguiente:
Procurad, al abandonar este mundo
no haber sido simplemente buenos,
pues eso no basta,
¡sino abandonar un mundo bueno!

Bertold Brecht